Reconstruyeron “la paradita” de ómnibus de Hohenau

Los pasajeros se resguardan de la lluvia bajo el renovado "techito".

Los pasajeros se resguardan de la lluvia bajo el renovado “techito”.

Un camión la destruyó hace tres meses. Es el único refugio de los pasajeros en la entrada de la ciudad. Las intensas lluvias de las últimas semanas afectaron a los usuarios del transporte público.

Hohenau (La Región Digital). La casilla de resguardo de pasajeros ubicada en la entrada principal de la ciudad de Hohenau, Itapúa, fue habilitada nuevamente después de poco más de tres meses, cuando un vehículo fuera de control la destruyó por completo, sin producir ninguna víctima.

A mediados de julio los pasajeros que utilizan con frecuencia el transporte público se vieron sorprendidos con la reconstrucción de la garita, en el mismo sitio donde estaba la anterior. Se trata de un pequeño tinglado metálico, con techo de chapa a dos aguas, sin paredes, que sirve de improvisada terminal de ómnibus para los viajeros de la zona.

La construcción ubicada en la plazoleta de las inmediaciones de la Ruta Sexta, la avenida San Roque González y la calle Mariscal Francisco Solano López, en el semáforo del principal ingreso a la ciudad, sirve de único resguardo tanto para los días de lluvia como de sol, del frío y del calor. De ahí la importancia que tiene para los vecinos ya que se trata del principal punto de espera ya que el distrito no cuenta con una terminal de ómnibus.

Las fuertes lluvias que afectaron a la región durante las últimas semanas obligó a los pasajeros a utilizar los comercios de la zona a la hora de resguardarse del temporal. El lugar es utilizado mayormente por estudiantes que viajan a Encarnación, capital del departamento, tanto para trabajar como para cursar sus estudios universitarios.

Contentos con “el techito”

“Hacía mucha falta que se renovara el techito. No da gusto llegar mojado a la facultad”; “los días de lluvias nos amontonábamos todos en los negocios que nos dejaban entrar”; “personalmente esperaba bajo la lluvia nomás” y “esperaba un techito nuevo pero con paredes”, son algunos de los testimonios de los usuarios frecuentes de la “paradita” de ómnibus, que La Región Digital pudo recabar en el lugar.

La mayoría de los consultados manifestó su alegría al verse sorprendidos con la reconstrucción del lugar aunque esperaban paredes o algunos bancos más para sentarse. “También se podría seguir el ejemplo de Encarnación, que cuenta con garitas con paredes de vidrio que permiten resguardarse del viento”, dijeron.

En la madrugada del domingo 12 de abril, el conductor de un camión Scania perdió el control del vehículo e impactó contra la vieja casilla, destruyéndola por completo; en ese accidente también destruyó un semáforo que fue repuesto a los pocos días. Tres meses después llegó la nueva garita.

Dos operarios montan la garita en el acceso a Hohenau, el 15 de julio.

Dos operarios montan la garita en el acceso a Hohenau, el 15 de julio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s